Por qué debes pensar en una certificación para tu empresa

Hace veinte años, una empresa podía decir que era sustentables y que los consumidores se entusiasmarían con poco cuestionamiento.

Pero en una era de juicios de lavado verde, los consumidores exigen transparencia cuando una empresa afirma que es social o ambientalmente responsable.

Resultado de imagen para empresa responsable

Para satisfacer estas demandas, muchas organizaciones han recurrido a certificaciones de sustentabilidad de terceros.

Dada la reciente aparición del concepto y la multitud de opciones disponibles, tales verificaciones han ganado una reputación errónea de ser superfluamente caras y de lento movimiento.

Por lo que las empresas a menudo asumen que este es el caso sin hacer su investigación.

Y existe por otro lado una exposición sólida y creciente para que una empresa se certifique.

No solo brindan transparencia a los consumidores, sino que también hacen que la empresa cumpla con los estándares que ayudan a mejorar el desempeño financiero, ambiental y social de la empresa.

A pesar de estos beneficios, varias pequeñas empresas aún están abrumadas por el proceso de certificación.

A medida que el caso comercial para la sustentabilidad sigue floreciendo, los ejecutivos están investigando vías alternativas para demostrar sus operaciones responsables ante los consumidores.

Así que previo a buscar una certificación de terceros, puedes comenzar por lo pronto por crear tus propias soluciones.

La sustentabilidad es un pilar amplio y general para cualquier empresa que lo tome en serio.

Hay muchos enfoques para asegurar que los esfuerzos sostenibles de un negocio sean reconocidos y compartidos.

A menudo, si tu empresa tiene recursos limitados, depende de ti y tu equipo identificar soluciones creativas que ilustren sus esfuerzos de sustentabilidad, recuerda que las acciones hablan más que las palabras.

Detalles como cuando realizas un gran evento y tus invitados se dan cuenta de que todo el evento fue cuidadosamente planeado para que no haya desperdicios desde el principio hasta el final, por ejemplo.

Si estás haciendo algo en favor de la sustentabilidad, entonces compártelo.

Las redes sociales, publicaciones en blogs y canales de medios tradicionales son buenos entornos para garantizar que los clientes estén conscientes de tus esfuerzos.

Si tu empresa promueve la sustentabilidad como un valor central, es esencial que lo digas (y muestres) a tus clientes.

Mencionar lo que estas haciendo hará que también tus clientes se sientan a gusto con tu marca y tus productos, ya que comienzas a dar pasos para eventualmente ser una compañía sustentable.

Los informes de sustentabilidad y responsabilidad social corporativa son cada vez más populares para mejorar la franqueza.

Por ejemplo, puedes comenzar por certificar tu cadena de suministro como una táctica sencilla para construir transparencia.

Simplemente compra en una empresa certificada los materiales que utiliza tu empresa en la producción, y podrás hacer publicidad en consecuencia.

Si bien la compra de productos responsables no te otorga la licencia para llamarte a sí misma una empresa certificada, puedes llamarte a sí misma una empresa sustentable: tus puntos de prueba están en tu estrategia de compras.

De hecho, por algo se empieza y si es un proceso que afecta directamente en lo que recibirá tu cliente, hablará muy bien de tu camino hacia la sustentabilidad.

REFERENCIAS: YouTube, Grupo Bimbo y Expansión

 

Leave a Comment