¿Para qué se usa el acrílico?

Las láminas de acrílico se usan de muchas formas diferentes como reemplazo del vidrio.

Por ejemplo, los lugares donde se puede ver el acrílico se encuentran en las tiendas, centros comerciales, acuarios, ventanas de embarcaciones y exhibiciones de puntos de venta.

El acrílico también se usa en los hogares. Estos son algunos de los usos más populares:

Resultado de imagen para muebles

a) Para proteger los muebles

Las láminas acrílicas tienen la magia de verse como el vidrio pero a diferencia de éste, resulta ser un material mucho más liviano y fuerte, ideal para proteger esos muebles especiales para que no se dañen.

b) El acrílico transparente para la celebración

La tapa de las barra transparentes son altamente utilizadas ya que el vidrio acrílico protege una mesa de comedor de madera y una barra que celebra un 25 aniversario.

c) Splashbacks de color

Las láminas de acrílico son excelentes para las salpicaduras de la cocina y el baño porque son fáciles de instalar, no tienen lechada, son duraderas e impermeables.

Las salpicaduras de acrílico no tienen costuras, lo que hace que sea una solución higiénica y fácil de limpiar.

La instalación de bricolaje también es muy fácil, lo que hace que las salpicaduras de acrílico sean una forma práctica y asequible de hacer cocinas y baños.

Por ejemplo, el color pistacho de alto brillo de un splashback acrílico para la cocina le brindará otra personalidad.

La variedad de colores que existen para la cocina hace que un splashback sin costuras, higiénico y fácil de colocar sea atractivo.

d) Para reemplazar el vidrio

En muchos de los casos, las láminas de acrílico son una buena alternativa al vidrio.

Es un material perfecto para colocarse en las puertas de los armarios de baños y cocinas, debido a que son más duraderas en sus diseños en acrílico.

El vidrio roto está siendo reemplazado por el acrílico, que se ha convertido en la opción popular porque es mucho más fuerte y es menos probable que se rompa que el vidrio cuando se ve igual.

Sin mencionar que aminora los riesgos ante un vidrio roto.

El trabajar el acrílico resulta sencillo con un poco de paciencia y habilidad. Su manejo y facilidad hace que tome la forma que se desee.

a) Cómo doblar y formar acrílico.

Cuando el acrílico es suave se puede formar en casi cualquier forma. Esta forma se mantendrá si se mantiene hasta que el acrílico se enfríe.

Por lo general, se necesita equipo especializado de calefacción y conformado, pero los proyectos simples con curvas en línea recta se pueden hacer usando un calentador de banda.

Coloca el acrílico sobre el calentador con la línea de curva por encima del elemento calentador. Cuando el acrílico se hunda, aléjalo del lado caliente.

Para láminas de acrílico de 4.5 mm y más gruesas, caliente ambos lados del acrílico.

Ten en cuenta que el acrílico debe calentarse en un espacio ventilado, nunca en un horno de cocina.

Resultado de imagen para acrílico

b) Cómo limpiar acrílico

El acrílico solo debe limpiarse con un paño suave, jabón suave o detergente y agua tibia. Nunca uses un estropajo, limpiadores químicos o disolventes como la acetona o el benceno, ya que dañarán el acrílico.

Si tu acrílico se engrasa o entra en contacto con aceite o alquitrán, usa hexano o queroseno para eliminarlo.

FUENTES: YouTube || Plastitec || Vix

Leave a Comment